jueves, 14 de mayo de 2015

Recupera un marco pasado de moda

Hola de nuevo! 

Hoy ha tocado darle a la brocha gorda otra vez. Os voy a enseñar cómo le dimos una segunda oportunidad a un marco con una "nueva inquilina".




En la última mudanza mi hermana embaló este marco y ya nunca más lo volvimos a ver…
Bueno, quizás tenía motivos... Si, ya se veía pasado de moda, pero en su día era la mar de bonito. I promise you!



Así estaba el cuadro cuando salió de su embalaje de mudanza


La primera idea que rondó fue darle una mano de pintura al marco y buscar una lámina bonita que encajase en el tamaño, pero tras unos intentos buscamos un plan B, porque el tamaño del marco no era precisamente “normal”. Así que de nuevo gracias a la llegada de la pequeña, se me encendió la bombilla.

Lo primero que había que hacer era deshacernos del color verde oscuro tan tristón que tenía. Chalk paint al canto! Utilicé el tono Titanium White de Fleur.

La verdad es que tuve que dar por lo menos tres capas de pintura hasta que cubrí por completo el verde.

Para el fondo lo tenía claro: quería utilizar un papel que tenía guardado para una ocasión especial y ésta lo era! Lo compré en la primera visita que hice a Soufflé cuando se mudaron a la calle Piamonte.

Para el nombre busqué una tipografía que me permitiera recortarla fácilmente. Mirando y remirando me decanté por Creampuff, si os gusta podéis descargarla aqui.

Una vez recorté las letras en papel de scrap de color rosa, las coloqué sobre el papel de fondo que había elegido, pero había algo que no me convencía: no destacaba el nombre sobre el estampado del fondo. Quería darle un poco de relieve para que sobresaliera el nombre de entre el estampado de fondo. 

Dándole vueltas al tema al final probé con goma eva o foam, ya que el pequeño grosor que tienen estas planchas me sería más que suficiente para conseguir ese efecto de relieve que buscaba.

Sobre el foam marqué con un palillo el contorno de las letras recortadas dejando un pequeño margen. A la hora de cortar el foam tuve que repetirlo dos veces... Nunca había trabajado con foam y con esto aprendí que para que el corte quede bonito hay que poner las tijeras perpendiculares al foam, dando cortes largos y continuos, no abriendo y cerrando muchas veces las tijeras, porque sino el corte quedará en bisel o algo peor... de cualquier forma y si no mirad la siguiente foto:


Este es el resultado del primer recorte del foam

Tras este pequeño ensayo y error solo faltaba pegar el foam al papel y a su vez esto al fondo. Así que gotita de cola al canto y listo.






Al final el cambio creo que ha estado muy bien, no? Mirad el antes y el después. 




Y una vez puesto en la habitación de la pequeña, junto a los bastidores de búhos en fieltro que hizo mi hermana, está la mar de bonita!






Espero que os haya gustado!

Hasta la próxima!

M.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...